Home Conociendo al Enemigo Conociendo al enemigo pt.3 – Corea del Norte

Conociendo al enemigo pt.3 – Corea del Norte

110
0
SHARE

Ejército Popular de Corea

El Ejército Popular de Corea (EPC) (o KPA por sus siglas en inglés), también conocido como Inmin Gun, comprende las fuerzas militares de Corea del Norte. Kim Jong-un es el Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea y jefe de la Comisión Nacional de Defensa. El EPC se divide en cinco ramas: las Fuerzas Terrestres del Ejército Popular de Corea, la Marina Popular de Corea, la Fuerza Aérea Popular de Corea, las Tropas Estratégicas de Cohetes de Corea del Norte y la Fuerza de Operaciones Especiales de Corea del Norte.

El presupuesto anual del EPC es de 1.600 millones de dólares. La organización de investigación estadounidense ISIS reporta que la Corea del Norte posee, tal vez, suficiente material fisible para producir de 2 a 9 armas nucleares. La política del Songun (“el ejército primero”) eleva al EPC a una posición de privilegio en el gobierno y en la sociedad.

En 1978, Kim Il-sung decretó que el “Día de Fundación del Ejército” se cambiara del 8 de febrero al 25 de abril, el día nominal del establecimiento de su guerrilla independentista contra el Imperio japonés en 1932, para reconocer el supuesto origen indígena del EPC y ocultar sus orígenes soviéticos. Una activa industria militar se ha desarrollado para producir misiles balísticos de largo alcance como el Nodong-1.

Actualmente Corea del Norte es uno de los países más militarizados del mundo,teniendo el cuarto Ejército más grande del mundo contando, aproximadamente, con 1.106.000 cuadros armados y con alrededor del 20% de población masculina de entre 17 y 54 años sirviendo en las fuerzas armadas regulares​ El servicio militar de 10 años es obligatorio para la mayoría de los varones. También existe una fuerza de reserva de unos 8.200.000 hombres. El EPC opera una enorme red de instalaciones militares dispersas por el país, una gran capacidad de producción de armas, un denso sistema de defensa aérea, la tercera reserva de armas químicas del mundo, e incluye el contingente de fuerzas especiales más numeroso del mundo (conformado por 180.000 hombres).

La antigüedad de su equipamiento, debido a la grave situación económica del país, es visto como el mayor defecto en las capacidades de sus fuerzas armadas.

El EPC considera como su mayor amenaza a las Fuerzas Armadas de la República de Corea (fuerzas armadas de Corea del Sur) y a la United States Forces in Korea (USFK por sus siglas en inglés, fuerzas de EE. UU estacionadas en Corea del Sur) a través de la Zona Desmilitarizada de Corea desde el Acuerdo de Armisticio que puso un alto al fuego a la Guerra de Corea en 1953.

Historia

Los orígenes del Ejército Popular de Corea se remontan a 1939 con el Ejército de Voluntarios Coreanos (EVC) formado en Yan’an (China). Los dos individuos responsables de la formación de este cuerpo armado fueron Kim Tu-bong y Mu Chong. Al mismo tiempo, fue establecida una escuela para entrenar líderes políticos y militares para una futura Corea independiente. Para 1945, el EVC había crecido hasta alcanzar, aproximadamente, los 1000 hombres; la mayoría desertores coreanos del Ejército Imperial Japonés. Durante este periodo, el EVC peleó junto a las fuerzas del Partido Comunista de China, de quienes consiguieron armas y munición. Luego de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el EVC acompañó a las fuerzas chinas dentro de Manchuria, con la intención de reclutar más voluntarios entre la población coreana de la región para luego entrar en la península coreana. En septiembre de 1945 contaban con una fuerza de 2.500 hombres a su disposición.

Terminada la guerra y durante la ocupación por parte de la Unión Soviética del territorio al norte del Paralelo 38, el cuartel general del XXV Ejército Rojo en Pionyang publicó en octubre de 1945 una declaración ordenando a todos los grupos de resistencia armada que se disolvieran. Unos 2.000 coreanos con experiencia previa en el Ejército Rojo fueron enviados a varios lugares alrededor del país para organizar fuerzas policiales con el permiso de los cuarteles generales soviéticos, y la nueva fuerza fue creada el 21 de octubre del mismo año.

Los cuarteles generales sintieron la necesidad de una unidad separada para la seguridad de carreteras, y la formación de la misma fue anunciada el 11 de enero de 1946. Esa unidad fue activada el 15 de agosto del mismo año para supervisar a las fuerzas de seguridad existentes y la creación de unas fuerzas armadas nacionales.

La primera escuela político-militar de Corea del Norte, la Academia Militar de Pionyang (Escuela de Oficiales del EPC n.º 2 desde enero de 1949), encabezada por Kim Chaek, un aliado de Kim Il-sung, fue fundada en octubre de 1945 bajo la tutela soviética para entrenar guardias popular o unidades de seguridad pública. En 1946 los graduados de la escuela entraron en la policía regular y unidades de seguridad pública. Estas fuerzas de seguridad ligeramente armadas incluían seguidores de Kim Il-sung y veteranos que regresaron de la República Popular China. Pronto se unió a la tarea de formación de oficiales políticos y militares para las nuevas fuerzas armadas la Escuela Central de Policía (que se transformó en la Academia Militar del EPC en diciembre de 1948).

Una vez organizada la milicia y con las instalaciones para la educación de los nuevos reclutas completadas, el Cuerpo de Disciplina Policial fue reorganizado en el Cuartel General del Cuerpo de Ejército Popular de Corea. Las unidades, hasta ese momento semioficiales, se transformaron en unidades militares regulares y recibieron uniformes, correajes y armas soviéticas.

El Departamento de Seguridad Estatal, precursor del Ministerio de Defensa, fue creado como parte del Comité Popular Interino el 4 de febrero de 1948. La creación formal del Ejército Popular de Corea fue anunciada cuatro días después, el 8 de febrero, siete meses antes que el gobierno de la República Democrática Popular de Corea fuera proclamado el 9 de septiembre de 1948. Adicionalmente fue establecido el Ministerio de las Fuerzas Armadas de Pueblo, que controlaba a batallón de guardia central, dos divisiones y una brigada mixta independiente.

Antes que estallara la Guerra de Corea, Iósif Stalin equipó al EPC con modernos tanques, camiones, artillería y armas pequeñas (en ese momento el Ejército de Corea del Sur no tenía nada comparable ni en número ni en equipo).

Durante las fases iniciales de la Guerra de Corea en 1950, el EPC rápidamente forzó la retirada de las fuerzas de Corea del Sur y capturó su capital, Seúl, solo para perder 70.000 de sus 100.000 hombres en el otoño, después del desembarco anfibio de fuerzas estadounidenses en la Batalla de Inchon y la subsecuente retirada hacia el río Yalu. Después de esto el EPC jugaría un rol menor, dejando el protagonismo a las fuerzas expedicionarias de la República Popular China en el resto de la guerra. Para el momento del armisticio en 1953, el EPC había sufrido 290.000 bajas y perdido a 90.000 hombres como prisioneros de guerra.

Equipamiento

Armas

Los soldados del EPC están armados principalmente de fusiles de asalto fusiles de asalto tipo Kalashnikov como armas estándares, sobre todo el Tipo 58 (Tipo 3 AK-47/w, con cajón de mecanismos de acero estampado), Tipo 68A/B (AKM/AKMS), Tipo 88 (AKS-74). El diseño de estas armas se deriva del sistema Kalashnikov pero se le llama “Tipo XX”, pues se usa el sistema chino de nombres. Aparte de los fusiles tipo Kalashnikov el EPC usa otras armas de origen extranjero, especialmente de China.

Corea del Norte

Corea del Norte es un país aislado y pobre, pero muy militarizado. Y sus líderes tienen un objetivo fundamental: la supervivencia.

Para ello, han invertido enormes recursos en su programa nuclear y de misiles, su “último seguro de vida”, según el corresponsal diplomático de la BBC Jonathan Marcus.

De acuerdo a Marcus, cualquier utilización de su capacidad nuclear sería “catastrófica” para el régimen, que “no sobreviviría” al conflicto que seguro explotaría en este caso.

  • ¿Cómo sería una guerra con Corea del Norte?

Pero más allá del poder nuclear, el país cuenta con uno de los ejércitos más grandes del mundo y una gran cantidad de armamento convencional además de armas estratégicas no nucleares.

Cantidad vs calidad

Corea del Norte tiene uno de los ejércitos más grandes del mundo. Sus fuerzas armadas cuentan con un personal de más de 1,1 millones, lo cual supone casi el 5% de su población total.

Además, se estima que hay más de 7 millones de norcoreanos en la reserva, entre la Guardia Roja de Trabajadores y Campesinos, la Guardia Roja de jóvenes, la Unidad de reserva de entrenamiento militar y otras unidades paramilitares.

Soldados norcoreanos

Sin embargo la mera fuerza humana, en este caso, no es suficiente para entender su potencia militar, ya que la efectividad de esos números depende en gran medida de cómo es su organización, equipamiento y entrenamiento.

Como explica Anthony H. Cordesman en su artículo “El equilibrio militar en las Coreas” publicado por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS), “la Historia avisa de que pocos aspectos del poderío militar sirven menos para predecir el resultado de un combate que estas sumas si se toman fuera de contexto”.

“Con demasiada frecuencia, los números superiores de fuerza humana han quedado del lado del perdedor”, destaca.

Y en este caso, expertos en el área de la defensa aseguran que el equipamiento y la tecnología de Corea del Norte son bastante antiguos.

“Sus capacidades militares convencionales se apoyan más en la cantidad que en la modernización de su equipo. Muchos de sus sistemas son obsoletos para estándares occidentales”, le dice a BBC Mundo Joseph Dempsey, investigador del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, con base en Londres.

  • ¿Puede la escalada de amenazas nucleares de Corea del Norte y Estados Unidos obligar a buscar una solución diplomática?
Kim Jong-un

Lo que es indudable, sin embargo, es que el régimen de Kim Jong-un hace un enorme esfuerzo en términos de inversión en su ejército.

El Departamento de Estado de Estados Unido calcula que Corea del Norte gasta entre un 15% y un 24% de su PIB en su ejército, según estimaciones publicadas en el documento “Gastos militares mundiales y transferencias de armas”, que recoge el periodo entre 2004 y 2014.

Esto implica un gasto aproximado de entre US$3.700 y US$8.100 millones.

  • Pero, ¿en qué exactamente gasta Pyongyang esas enormes sumas?

4.300 tanques y 8.600 cañones

Aunque es difícil conseguir una buena estimación de las capacidades militares de Corea del Norte, el contenido del Libro Blanco de Defensa que publica periódicamente el ministerio de Defensa Nacional de Corea del Sur “proporciona una estimación oficial creíble”, asegura Dempsey.

Corea del Norte

En el más reciente, con cifras de 2016, se asegura que el país liderado por Kim Jong-un cuenta con una fuerza terrestre compuesta de, entre otros efectivos:

  • 4.300 tanques (aproximadamente)
  • 2.500 vehículos armados
  • 8.600 cañones
  • 5.500 lanzacohetes múltiples
  • 10 lanzacohetes múltiples de 300 milímetros

Los analistas aseguran que el 70% de las fuerzas terrestres norcoreanas están posicionadas al sur del país cerca de la Zona Desmilitarizada, lo cual preocupa a Corea del Sur por las posibilidades de que se produzcan rápidos ataques sorpresa.

Pero aunque con frecuencia se afirma que la artillería y los cohetes surcoreanos podrían alcanzar la capital de Corea del Sur, Seúl, en pocas horas, Marcus pone esto en duda.

Trabajadores

“Seúl está a unos 40 km de la Zona Desmilitarizada y solo puede ser alcanzada con las piezas de artillería de mayor rango entre las que posee el Norte”, asegura el corresponsal diplomático de la BBC.

Además, si el régimen decidiera usarlas, esto descubriría su posicionamiento. Y al ser generalmente difícilmente transportables, esto las pondría en una situación de vulnerabilidad, asegura Marcus.

Fuerzas navales y aéreas

Según el Libro Blanco del gobierno surcoreano, Corea del Norte cuenta con dos mandos de flota, uno en cada una de sus costas, 13 escuadrones navales y dos brigadas marítimas de francotiradores.

Marinos norcoreanos

Además, según estimaciones de su vecino, tiene:

  • 430 buques de superficie, aproximadamente
  • 250 buques anfibios
  • 20 dragaminas
  • 40 barcos auxiliares
  • 70 submarinos

Y el régimen de Kim Jong-un también tiene unos 1.630 aviones, posicionados en cuatro lugares distintos.

Alrededor del 40% están al sur de la línea imaginaria que une las ciudades de Pyongyang y Wonsan, es decir, en la zona más meridional del país.

“Con el despliegue reciente de bases adicionales, la fuerza aérea norcoreana ha conseguido una posición capaz de lanzar ataques rápidos con preparaciones mínimas”, asegura el gobierno surcoreano.

Además, el régimen cuenta también con una serie de unidades de defensa aérea con radares, con las que puede “escanear toda la península de Corea”.

Un plioto norcoreano posa frente a un avión de combate Sukhoi, de fabricación rusa.

Estos son los principales recursos aéreos de Corea del Norte:

  • 810 aviones caza, aproximadamente
  • 30 aviones de vigilancia y control
  • 330 aviones de transporte
  • 170 aviones de entrenamiento
  • 290 helicópteros

Pero Dempsey también puntualiza que en el campo aéreo, la mayor parte de sus aviones “tienen más de dos décadas” e incluso sus equipos más modernos se están quedando antiguos.

Además, es difícil evaluar su operatividad real.

Armas estratégicas

El arsenal de misiles de Corea del Norte ha avanzado desde la artillería de cohetes derivada de diseños de la segunda Guerra Mundial hasta pruebas con lo que el régimen asegura que son misiles de largo alcance que podrían alcanzar territorio de Estados Unidos.

Sus últimos esfuerzos están centrados en eso: construir misiles confiables de largo alcance, los misiles balísticos intercontinentales.

Misil norcoreano

La única razón para gastar el dinero, el tiempo y el esfuerzo en conseguirlos es hacerse con la capacidad de disparar armas nucleares.

  • Cuánto poder y qué alcance tienen los misiles de Corea del Norte

Pero aunque no está claro cuán avanzado está el programa nuclear de Corea del Norte, sí se sabe que Pyongyang cuenta con un rango de misiles de corto y medio alcance que o bien ya son operativos, o han sido ya sometidos a pruebas.

Entre ellos están los Hwasong y los Nodong, que en un análisis de 2016 el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) afirmó que son “un sistema probado que puede alcanzar toda Corea del Sur y gran parte de Japón”.

Rango de los misiles balísticos lanzados por Corea del Norte

Además, Corea del Norte tiene también un extenso arsenal de armas químicas, asegura Jonathan Marcus.

Entre ellas, se cree que cuenta con arsenales de gas mostaza, cloro, sarín y otros agentes nerviosos.

Según un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos enviado al Congreso de Estados Unidos en 2015, el régimen tiene también capacidad de producir una variedad de otros agentes químicos.

También se cree que Corea del Norte podría tener armas biológicas, a pesar de que en 1987 firmó la Convención de Armas Biológicas, un tratado que prohíbe la producción, así como el almacenamiento o cualquier intento de hacerse con este tipo de armas.

Una mujer en Seúl observa el lanzamiento de un misil norcoreano.

También ha desarrollado capacidad para un ciberataque, posiblemente ayudada por China y la ex URSS, según una pieza online publicada por el centro independiente con base en Estados Unidos Council of Foreign Relations.

“La mayor parte de sus actividades cibernéticas utilizan infraestructura fuera del país, en especial en China, y hasta cierto punto también nodos en terceros países como Malasia”, explica este centro de análisis.

Los riesgos de un ataque

La gran pregunta, sin embargo, es cuán dispuesto puede estar el régimen de Pyongyang a usar este poder.

“Cualquier ataque contra Estados Unidos o sus aliados en el contexto actual es un riesgo de una guerra más generalizada”, asegura Marcus.

Kim Jong-un

“Y, asumiendo que el régimen no es suicida, y a pesar de la retórica contraria, no es un régimen irracional, entonces el liderazgo de Corea del Norte debe ser consciente de los riesgos a los que se enfrenta”, agrega.

Además, cualquier guerra en la península de Corea se toparía con Washington. Las fuerzas norcoreanas se dirigirían hacia el sur pero avanzarían de forma limitada debido a la topografía, mientras que el Pentágono emplearía sus conceptos clásicos de batalla aire tierra para derrotarlas.

“Una guerra como esta es impensable. No beneficia a ninguna de las partes”, asegura Marcus.

“El riesgo ahora es que haya un error, un mal cálculo y acciones tomadas en base a señales retóricas confusas y torpes. Los norcoreanos usualmente gritan a todo volumen. Estados Unidos necesita ahora ser cauteloso con el tono de su propio mensaje”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here